Las persianas y las cortinas no son las únicas opciones para disfrutar de la privacidad y controlar los niveles de luz dentro de la vivienda. Los toldos verticales combinan los beneficios de un toldo tradicional con las formas más típicas de protección en las ventanas. Descubre un poco más sobre los beneficios de estos toldos a continuación.

¿En qué se diferencian los toldos verticales de los tradicionales?

Mientras que las persianas y cortinas están diseñadas para uso en interiores, los toldos verticales son más comparables al diseño tradicional de toldos de exteriores. Su construcción robusta los hace adecuados para dar sombra desde el exterior, aunque también pueden instalarse en interiores. Tienen un tubo que está fijo en la pared sobre el marco de la ventana y que retrae o extiende la tela sobre la ventana. Cada lado de su ventana tiene un cable guía, y la tela de la cubierta se extiende verticalmente dentro del riel. También es posible instalar un toldo vertical que funcione en interiores o al aire libre, ya sea utilizando una manija con cuerda manual o un control remoto.

Ventajas de los toldos verticales

Impiden que la luz solar pase por los vidrios

Uno de los principales atractivos de los toldos verticales es el hecho de que son lo suficientemente fuertes como para soportar estar al aire libre. Pero, ¿cuál es la ventaja de que las ventanas reciban la sombra desde fuera? La respuesta es que con la sombra de los toldos exteriores el sol no alcanza al vidrio de los cristales. Este tipo de toldos reducen drásticamente la transferencia de calor sobre el vidrio, manteniendo fresco el hogar. Esto los hace perfectos para las ventanas orientadas al sur.

Maximizan la luz y las vistas

Los toldos verticales también maximizan la luz y las vistas.  Las cortinas y las persianas siempre ocupan un poco de espacio frente a la ventana, incluso cuando se abren o atan hacia atrás. Los toldos verticales son invisibles desde el interior cuando se retraen, lo que proporciona una apariencia más ordenada y un panorama ininterrumpido.

ventajas de los toldos verticales

Fáciles de manejar

Puedes abrir y cerrar varios toldos motorizados de ventanas simultáneamente usando el control remoto. Los sensores opcionales de sol y viento controlan todo el sistema automáticamente, por lo que no necesitas manejarlos por ti mismo.

Diseñados con diferentes tipos de telas

Los toldos verticales pueden ser personalizados para cubrir cualquier tipo de ventana. Aunque haya diferentes ventanas instaladas en una habitación, los toldos pueden ser creados con diferentes colores y tipos de telas para hacerlas combinar. 

Perduran con el tiempo

Las persianas tradicionales, particularmente los estilos venecianos y romanos laminados, pueden ser propensos a sufrir daños. No es raro encontrar listones rotos después de un período de tiempo relativamente corto. Los toldos verticales están diseñados para resistir al aire libre, por lo que son mucho más resistentes. La carcasa de aluminio y los resistentes telas acrílicas y de poliéster también resisten la decoloración solar durante un largo periodo de tiempo.

Pueden ser autolimpiables

Las cortinas requieren un lavado regular, y las persianas pueden ser un imán para el polvo. Los toldos verticales están disponibles con telas autolimpiables, lo que las hace prácticamente libres de mantenimiento.

Son más precisos

Algunos toldos verticales permiten inclinarse a cualquier ángulo, bloqueando los rayos más incómodos y dejando pasar la luz natural. Esto es muy útil cuando quieres disfrutar de la luz solar pero no quieres que el interior se caliente por el sol. Al contrario que las persianas y las cortinas, los toldos verticales permiten disfrutar 100% de la luz solar sin la molestia de recibir sol directo.

Artículos relacionados: