Cuando decidimos instalar un toldo hay que pensar muy bien qué tipo queremos, cuál se adapta mejor al lugar o espacio y el uso que se le va a dar. Si va a instalarse en un balcón y lo que se quiere conseguir es una especie de cerramiento, una muy buena opción es el toldo telón. Te explicamos todo lo que deberías saber sobre este modelo a continuación.

¿Cómo es el toldo telón?

El toldo telón es un tipo de toldo que se utiliza para cerrar espacios como, por ejemplo, balcones. Una de las principales ventajas de este modelo es que no es un cerramiento fijo, ya que el toldo tiene dos posiciones: anclado a la baranda o con apertura utilizando sus brazos. Sin embargo, uno de los principales inconvenientes u obstáculos para instalarlo es que es necesario tener un techo para poder colocarlo. En caso contrario deberá escogerse otro tipo de toldo.

¿Cuáles son las características del toldo telón?

Su instalación es muy simple, además es un toldo muy práctico, ya que una vez instalado queda totalmente en vertical pero, con la ayuda de sus brazos, se puede inclinar ligeramente para dejar pasar el aire y poder ver el exterior. Además, se puede escoger entre instalarlo para que llegue hasta la barandilla, por lo que la parte inferior de esta quedaría al descubierto, o hasta el suelo si se quiere más intimidad y un cerramiento mayor.

En general, estaríamos hablando de un toldo muy elegante, sencillo y económico, lo que lo convierte en una opción excelente para los que busquen algo versátil, protección solar y contra el viento e intimidad a un precio bajo sin renunciar a la calidad.

El toldo telón

¿Cómo funciona el toldo telón?

El toldo telón tiene dos posiciones, completamente vertical o abierto gracias a sus brazos. Cuando está totalmente vertical se utiliza un sistema de fijación al suelo. Para esta fijación se utilizan pasadores, anillas o mosquetones. Cuando se coloca en modo abierto, los brazos son los que actúan como fijadores. En cualquiera de las dos posiciones la lona estará totalmente tensada y, además, si nos confías la instalación de tu toldo a nosotros, se puede incorporar un cofre protector para la lona, por lo que te aseguras una mayor durabilidad.

¿Por qué escoger un toldo de este tipo?

Aunque el toldo telón es una muy buena opción, antes de escoger un modelo hay que tener en cuenta muchas cosas. Lo primero es saber su uso, ya que no es lo mismo un toldo para proteger del sol que uno para cerrar un espacio.

También habrá que tener en cuenta las medidas y el lugar en el que se instalará, ya que según las características del espacio puede que algunos no puedan instalarse. En el caso del toldo telón es imprescindible que haya un techo.

Es muy importante tener en cuenta el tipo de climatología que hay en la zona, ya que no todos los toldos pueden aguantar las mismas condiciones. En el caso del toldo telón no habrá problema si hay vientos, ya que al quedar en vertical no hay riesgo a que se rompa.

Finalmente, pero no por ello menos importante, habrá que valorar el precio. Hay toldos que se adaptan a todo tipo de presupuestos y, en el caso del toldo telón, es bastante más económico en comparación con otros sin perder de vista la calidad.