El verano está a la vuelta de la esquina, y nuestras ganas de disfrutar al solecito en el patio, la terraza o incluso un balconcito ya empiezan a notarse. La llegada del buen tiempo siempre se coge con mucha alegría, pero lo cierto es que tras varios días de tostarnos al sol ya empezamos a echar de menos un poquito de sombra bajo la que poder refrescarnos. Por eso, si tienes la inmensa suerte de tener una casa con jardín o terraza y quieres sacarle el máximo partido durante el verano pero sin achicharrarte, lo ideal es que instales un buen toldo que te proteja y te permita disfrutar a partes iguales. En este artículo te mostramos cinco ejemplos de toldos originales y baratos con los que dar vida a tu terraza sin tener que dejarte el bolsillo. El dinero, mejor para las cervecitas ¿No?

5 toldos originales con los que sacar partido a tu terraza

Lona sobre pérgola de madera

toldos originales

Las pérgolas no son solo una solución increíblemente estética, sino que además son un elemento muy cómodo a la hora de instalar un toldo. Y, si además es de madera, el ambiente que dará a tu terraza será casi el de estar disfrutando de una bonita cabaña veraniega en lugar de encontrarte en medio de la ciudad. Colocando una lona tensada sobre una pérgola de madera obtendrás una cubierta fuerte pero muy ligera a un precio muy económico, ya que la instalación de cualquier otro material (como vidrio o acabados de teja) serían mucho más caros. Además, la lona es uno de esos toldos originales que te permitirá resguardarte del sol en las horas de más calor y disfrutarlo en las que menos quema. Para ello, solo tendrás que enrollarla.

Toldo de cañizo

toldos originales

El cañizo es uno de los elementos mediterráneos por excelencia, y con frecuencia lo encontramos tapando verjas de balcones y patios en las zonas sureñas costeras. ¿Por qué no utilizarlo también como toldo? Es perfecto para paliar el efecto de los rayos del sol sin renunciar a la luminosidad, ya que no es totalmente opaco, y es perfecto para patios y terrazas interiores o para casa de pueblo. Además, si el material no te convence, puedes usar más cosas aparte de cañizo: el brezo, el mimbre o incluso las hojas de palmera le darán a tu terraza un toque muy bohemio. Combina cualquiera de estos toldos originales con unos sillones de mimbre y un par de palets ¡Y tendrás un rinconcito la mar de encantador!

Toldo de lona tensada (o ‘vela de sombreo’)

toldos originales

Entre los diferentes toldos originales que existen en el mercado, la opción que más de moda está en los últimos tiempos es la de los toldos de lona tensada o velas de sombreo. Estas lonas suelen ser de polietileno blanco o crudo, que se mantiene inalterable a pesar de estar bajo la exposición solar. Son también la opción más barata y la más versátil, ya que por su facilidad para ejecutar arquitectura tridimensional tensada permite que queden estupendamente en ambientes muy distinto. Por ejemplo, en los balcones pequeños o patios interiores son los que tienen forma triangular, que permiten cubrir solo la superficie más expuesta al sol dejando libre el resto.

Toldo de sombrilla

toldos originales

Este tipo de toldo es perfecto para cuando quieres proteger del sol un área que no es muy grande (como una terraza o un balcón pequeños), o para cuando solo buscas un poco de sombra aunque el espacio abierto sea mayor (como la zona cercana a una piscina). Las sombrillas grandes de lona cuentan con un soporte de pie móvil que puede trasladarse a diferentes puntos. Y, aunque cuando están abiertas generalmente presentan la forma de un paraguas, las hay de muchos estilos. Lo bueno de este toldo es que, como las sombrillas de la playa, puede cerrarse fácilmente cuando deseas tomar el sol. Es mucho más fácil y más barato de instalar que un toldo convencional.

Toldos de red

toldos originales

Uno de los toldos originales más bonitos del mercado son los toldos de red. Sí es cierto que esta clase de toldo tiene una función más decorativa que otra cosa, ya que no dan tanta sombra como los anteriores por su tipo de tejido, que no cuentan casi con opacidad. Pero, en contraposición, tienen la ventaja de que dejan pasar el aire (por lo que la sensación refrescante aumenta) y pueden dejarse puesto de forma permanente todo el año, ya que no exige ningún cuidado para toldos adicional.

Artículos relacionados: