Es frecuente que nos asalten las dudas a la hora de instalar un cerramiento, ya que son muchas las opciones disponibles en el mercado. No siempre estamos seguros de cuáles son los mejores materiales que podemos emplear y tenemos que confiar ciegamente en el criterio del instalador. Por ello, para tener un conocimiento un poco más amplio del tema y que puedas elegir con criterio el mejor cerramiento para tu casa, te mostramos a continuación cuáles son los elementos que te ayudarán a determinar qué características tiene que tener tu cerramiento para garantizar el correcto aislamiento y ayudarte a ahorrar energía.

Aspectos a tener en cuenta al elegir el mejor cerramiento para tu casa

El aislamiento térmico de la vivienda

Si tu objetivo al realizar la instalación es proteger la casa del frío, antes de pararte a considerar cuál puede ser el mejor cerramiento para tu casa, debes averiguar en primer lugar si está bien aislada. De nada te servirá gastarte un dineral en un cerramiento de aluminio con cristal doble para que el frío no se cuele por las ventanas, si la casa cuenta con un mal aislamiento térmico y el frío va a terminar colándose por las propias paredes. Por eso, y especialmente en el caso de que tu casa sea antigua, antes de empezar con la instalación del cerramiento debes considerar si necesitamos recuperar el aislar de nuevo las paredes exteriores.

La utilidad del cerramiento

La elección del mejor cerramiento para tu casa dependerá en gran medida de la función que vaya a cumplir ese cerramiento. Por ejemplo, si queremos simplemente techar un espacio exterior que va a seguir siendo un espacio de esparcimiento y no una habitación interior más, el aislamiento térmico que se necesite no será tan elevado. Por el contrario, si lo que se busca con el cerramiento es crear un espacio nuevo que sea habitable y que cumpla con la función de habitación, habrá que elegir el tipo de cerramiento y los materiales con más cuidado. Una de las mejores soluciones suele ser la carpintería de PVC, ya que además de ser muy resistente cuenta con cualidades naturales para el aislamiento térmico y protege bien del frío sin provocar altas temperaturas en verano.

puertas y ventanas correderas

El clima

Un factor muy importante a la hora de elegir el mejor cerramiento para tu casa es el clima. En función del tiempo que suela hacer en la zona en la que vives (cerca de mar o montaña, si hace viento o llueve a menudo, si son temperaturas muy extremas…), tendrás que decantarte por un tipo de cerramiento u otro, y también te vendrán mejor distintos materiales. El aluminio, por ejemplo, resiste mejor en los climas cálidos; mientras que el PVC, por su parte, aguanta mejor el frío y es mejor aislante. También es importante tener en cuenta la orientación de la vivienda para saber las horas de sol que va a recibir el cerramiento, ya que eso también puede influir en la toma de decisiones respecto al material.

El tipo de vidrio

Además del material que soportará la estructura, también es importante a la hora de elegir el mejor cerramiento para tu casa el tipo de vidrio que vayas a emplear. El más recomendable es el vidrio de capas, que está enriquecido con diferentes materiales que ofrecen distintas prestaciones en función de las necesidades de la vivienda. Los diferentes tipos que puedes elegir, dependiendo de lo que necesites en tu casa, son:

  • Vidrio de control solar: Reduce la cantidad de radiación solar, rayos UVA y calor que entran en la vivienda.
  • Vidrio de alta selectividad: Filtra selectivamente los rayos solares según su longitud de onda y permite ahorrar en calefacción evitando el calentamiento innecesario de las habitaciones por la radiación solar.
  • Vidrio bajo emisivo:  Respeta el paso de la luz natural pero minimizando las pérdidas energéticas, permitiendo un ahorro de energía mayor.

Artículos relacionados: