Cuando vivimos en un piso o en una casa, es evidente que nos vamos a encontrar con puertas y ventanas que van a aislar el edificio del exterior. Ahora, a veces nos cuesta darnos cuenta de que el material del que están hechos estos elementos influirá en nuestro bienestar y en nuestra calidad de vida a la hora de protegernos del frío y del calor, por ejemplo. Para qué comprendas qué conseguirás con un material u otro, en Dexterior Soluciones te explicamos la diferencia entre los cerramientos de aluminio y los de PVC. Lo que buscamos en nuestra empresa es que sepas cuál escoger dependiendo de tus necesidades diarias.

¿Cerramientos de aluminio o de PVC?

Son muchas las diferencias que existen entre los cerramientos de aluminio y los de PVC. ¿Buscas detener el ruido, la humedad, el calor o el frío? Por ejemplo, aquellos que quieran un cerramiento económico que les proteja de la temperatura exterior, ya sea alta o baja, tiene una opción perfecta con el PVC. Ahora, las ventajas del aluminio también son muy variadas. En definitiva, dependiendo de lo que busques para tu hogar, tendrás que decantarte por un material u otro. Para que tu decisión no sea difícil de tomar, en este apartado resolvemos todas las dudas que puedas llegar a tener.

Cerramientos de aluminio

Los cerramientos de aluminio se caracterizan por ser materiales duraderos y resistentes. Son perfectos para crear las estructuras exteriores, entre ellas se encuentran las puertas y las ventanas. Ahora, cabe destacar que para que sea realmente eficaz, debe contener rotura del puente térmico. Si presume de esta característica, es un material que no conducirá de forma adecuada ni el frío ni el calor. Por ello, es perfecto para cualquier inquilino.

Cerramientos de aluminio o de PVC

Aunque los cerramientos de aluminio aíslen de una forma muy notable cualquier interior del clima que le rodea, es importante señalar que el PVC tampoco se queda atrás. Eso sí, muchos profesionales apuestan por el primero debido a que envejece de mejor forma. De todas formas, si hay algo importante que no podemos dejar a un lado es que hay que apostar siempre por que monten las estructuras personas cualificadas y con experiencia, que sepan en cada momento lo que hacen.

Cerramiento de terrazas

Son muchas las razones por las que las personas deciden cerrar sus terrazas. Por ejemplo, hay quienes quieren utilizar este espacio a lo largo de todo el año, ya sea verano, invierno, otoño o primavera. De esta forma, pueden seguir disfrutando de sus ventajas haga frío o llueva. Entre estas se encuentran comer, leer o mantener una charla familiar mientras tienen frente a ellos unas vistas envidiables, en vez de una pared. Asimismo, la luz natural influye en el estado de ánimo y uno puede poner música en este espacio sin molestar a nadie si se mantiene cerrado.

En el caso de tomar esta decisión, los expertos recomiendan llevar a cabo el cerramiento a través del aluminio. No importa la cantidad de lluvias que tengan lugar a lo largo del año, ya que el cerramiento de la terraza quedará totalmente hermético. Además, su construcción es sencilla, por lo que es adecuada para cualquier tipo de familia.

Cerramientos de PVC

Si por algo se caracteriza un cerramiento de PVC, es porque ofrece una gran insonorización. De este modo, es perfecto si para ti es importante que el ruido exterior no entre en tu hogar. ¿Buscas dormir tranquilo?¿que el ruido de los coches no te moleste mientras estás trabajando? ¿No te gusta que las conversaciones ajenas interrumpan las que tú mantienes con tu familia y amigos? Entonces tu opción principal debe basarse en el PVC.